viernes, 8 de agosto de 2008

Los hijos de la Martirio

Los hijos de la Martirio se reunieron en una ocasión, una tarde de domingo. No sabían lo que hacer para pasar el rato, así que decidieron realizar un concurso de enfermedades terminales. El objetivo sería acumular tantas enfermedades terminales como fuera posible, y el que más consiguiera ganaba.
Decidieron que se separarían y se reunirían un año más tarde. Se dispersaron por todos los rincones del planeta, desde Las Pedroñeras, Albacete, hasta las Islas Feroe.
Cuando se juntaron otra vez, pasado un año vieron que el más jóven era el ganador, tenía once enfermedades terminales, entre ellas el sida, la sítifis y varios tipos de artes marciales. Celebró el triunfo con gran alegría y cayó muerto allí mismo. O a lo mejor no.

Fin de la anécdota.


(By SUN)

1 comentario:

pvm dijo...

A mi personalmente me ha gustado más la del San Jacobo, sobretodo por el final inésperado. xDDD

YETI